MATERIALES: Marco de madera kiri con terminación natural y vidrio transparente de 3mm.

MEDIDAS: Alto: 44cm | Ancho: 32cm | Espesor: 3cm.

TIP: A los cuadritos los consideramos ese objeto generoso tanto para el aprendizaje de nuestros niños, como para la decoración de sus habitaciones. Las imágenes de animales, figuras, letras, colores, captan su atención y su interés en su día a día. Y en lo que refiere a la deco, son objetos que llenan de alegría y visten cualquier pared, o mueble vacío.

 

+ INFO: Partiendo de los diferentes animales, objetos, plantas, figuras, etc. favorecemos la estimulación de los sentidos a través de los colores y las diferentes formas que cada cuadro ofrece. También estimulamos la palabra de la mano del reconocimiento o descubrimiento en el modelo de cada cuadro. Más allá de embellecer los espacios de nuestros hijos, de ayudarlos a construir un ambiente cálido y que ayude a desarrollar su identidad, los cuadros ofrecen la posibilidad de diálogo entre padres e hijos, aprender, conocer, descubrir, alimentar la imaginación y desarrollar un bonito vínculo con lo que rodea a nuestros niños.

Cuadro Madera Kiri | 30x42CM

$1.986,05
Cuadro Madera Kiri | 30x42CM $1.986,05
¡Genial! Tenés envío gratis
Envío gratis superando los $9.500,00
Entregas para el CP:

Envío gratis superando los $9.500,00

MATERIALES: Marco de madera kiri con terminación natural y vidrio transparente de 3mm.

MEDIDAS: Alto: 44cm | Ancho: 32cm | Espesor: 3cm.

TIP: A los cuadritos los consideramos ese objeto generoso tanto para el aprendizaje de nuestros niños, como para la decoración de sus habitaciones. Las imágenes de animales, figuras, letras, colores, captan su atención y su interés en su día a día. Y en lo que refiere a la deco, son objetos que llenan de alegría y visten cualquier pared, o mueble vacío.

 

+ INFO: Partiendo de los diferentes animales, objetos, plantas, figuras, etc. favorecemos la estimulación de los sentidos a través de los colores y las diferentes formas que cada cuadro ofrece. También estimulamos la palabra de la mano del reconocimiento o descubrimiento en el modelo de cada cuadro. Más allá de embellecer los espacios de nuestros hijos, de ayudarlos a construir un ambiente cálido y que ayude a desarrollar su identidad, los cuadros ofrecen la posibilidad de diálogo entre padres e hijos, aprender, conocer, descubrir, alimentar la imaginación y desarrollar un bonito vínculo con lo que rodea a nuestros niños.